Querido Diario: “Loza” te esperaba desde hace mucho más tiempo del que imaginaba

(Texto por Catalina Paz / Arte por Tiare Galaz y Diego Lorenzini).

Fue este verano cuando me acerqué por primera vez a las canciones de la Tiare aka Niña Tormenta, dejándome atrapar por ellas inmediatamente, como si hubiese estado necesitando ese lenguaje musical desde hace mucho tiempo. Así anduve pegada con su sesión “En vivo desde Valparaíso”, cuando Abril no quería dejar de quemar y yo me enrabiaba porque pensaba que era un disco perfecto para el frío y todo lo que tiene que ver con él. Así pasaron los meses hasta que de pura picada lo escuché toda arrepollada debajo de la cama, con las paredes humedecidas y ese tono grisáceo que traen los temporales.

¡Menos mal que la Tiare no se olvidó de mí jeje desde esa vez que pudimos conocernos en el Ruidosa! Porque como nos seguimos encontrando, por aquí por allá, conversando, riendo, compartiendo una que otra bromita, los puentes se estrecharon y hace poco me vi sentada entre un grupo reducido, pero preciso de gente, en lo que fue la primera escucha de este tremendo disco. La instancia hizo honor a la brutal sensatez de cada segundo que lo compone, a su intimidad y migración emocional.

Cuando comenzaron las primeras notas me vino un escalofrío gigante, se me convulsionó todo el corazón, como si “Loza” (Uva Robot, 2017) estuviese preparando para mí un viaje de esos que sólo se sienten en lo más hondo de uno. Además, la letra de esa canción inaugural (“Clase M”) siempre la he encontrado un consejo tan cierto: “guarda el lenguaje para entendernos”, porque sí, estoy cada vez más convencida (y triste también), de lo poco que nos escuchamos.

Desde el eco profundo que guarda “Que entre el frío”, pasando por la tos introductoria en “Edificios Nuevos”, la cajita musical en “Canción al cielo”, hasta la lluvia final que suena como si de verdad afuera estuviese deshaciéndose el mundo al pasar completa “Va a llover hasta el domingo”, todo funciona correctamente con una delicadeza que conmueve.

Si hay algo que estas nueve canciones me recordaron, es que somos sujetos de contrastes que requerimos edificar cosas para no perdernos tanto, para sentirnos un poco menos finitos. Pienso cuando escucho las melodías, cuando paso por mi cabeza los versos, que todo lo que puedo recordar, toda la no presencia que vive en mí, de personas, de momentos, de sensaciones, son a la vez un bien y un mal preciado que no quiero soltar jamás. Escucho a la Tiare y me convenzo que toda esa sutileza que uno podría pensar da vida a este trabajo, no es más que un collage de golpes crudos, de heridas, de sombras. En “Loza” me encuentro con los caminos maravillosos que teje el dolor, la falta, la muda de casa, de piel, de pensamiento. Hacer de una Lozapenco un espacio habitable, perdurable en el tiempo, volverlo canción para soportar y adornar la vida, es lo que creo mantiene muchas de las conexiones que trazamos entre nosotros. Ninguna ajena al padecimiento inevitable que somos.

Una cuestión que “Loza” me permite apreciar, es esa capacidad de encontrar en la oscuridad más temible, razones para no desaparecernos, sino todo lo contrario, para correr el riesgo en comunidad, haciendo cosas con amor. Porque eso es este disco, y la Tiare, y el Daza, y los amigos de Tiare y Daza, y esa gente que uno sabe está dispuesta a que lo más tétrico no se lleve nuestra capacidad de ser menos destructivos con nosotros mismos.

Y bueno, no sé si dije todo lo que me pasa al escuchar “Loza” de principio a fin. No importa. Gracias Tiare por este disco, por hacerme recordar el hogar de ayer, el hogar de hoy, con sus sonrisas y penas, por la honestidad y el cariño de siempre que tengo el agrado de pasar aunque sea un corto rato contigo.

Puedes revisar todos los detalles de “Loza” a continuación:

Tracklist “Loza” (Uva Robot, 2017) – Niña Tormenta
01. Clase M

02. Que entre el frío
03. Canción Nueva
04. Lozapenco
05. A la mar fui por naranjas
06. Lo que dejo
07. Edificios Nuevos
08. Canción al cielo
09. Va a llover hasta el domingo (con Diego Lorenzini)

Todas las canciones de “Loza” fueron escritas, compuestas y arregladas por Tiare Galaz (Niña Tormenta), a excepción de: “Clase M”, escrita por Tiare y J. M. Daza; “Edificios nuevos”, escrita y compuesta por Tiare y J. M. Daza; y “A la mar fui por naranjas”, canción recopilada originalmente por Héctor Pavez.

En el disco, Tiare Galaz realiza voces, ukelele, teclado, cajitas musicales y percusión; cuenta con la colaboración de Diego Lorenzini en voces, ukeles y guitarras, y de J. M. Daza en voces. El arte de portada fue realizado por Diego Lorenzini y Tiare Galaz. “Loza” fue grabado y mezclado por el propio Lorenzini en casa de Tiare Galaz (“La Embajada” de Capitán Cobalto); y posteriormente masterizado por Arturo Zegers en Estudios Triana.

Puedes escuchar a Niña Tormenta en Spotify, Youtube, Deezer, iTunes/AppleMusic y en el Bandcamp de Uva Robot (donde además puedes descargar su música gratuitamente).

Sigue a Niña Tormenta en FacebookInstagram y Twitter.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *