Versos Favoritos: Martina Lluvias – Las Canciones (EP)

(Fotografía por Javiera Gutiérrez / Texto por Catalina Paz).

El 21 empezó el invierno. Y estos días le han hecho honor, con nubes, lluvia y frío. Como la música suele entremezclarse bien con los estados de ánimo, y los estados de ánimo bien con las estaciones del año, hace poco renové mi lista de reproducción invernal para estar ad-hoc. Dentro de mis elecciones, una me encantó nuevamente el cucharón: Las Canciones [EP] de Martina Lluvias (su nombre es una bonita coincidencia); disco que ella liberó en su soundcloud hace ya unos años.

Sus melodías aletargadas en conjunción con la voz profunda de la Martina, hacen que sea un gran compañero de época, perfecto para escuchar con un tecito o sepultada en la cama sorteando el hielo que se cuela por todos los rincones de la casa. Voy entonces con mis Versos Favoritos:

1.- En mi bolsillo

“Y yo quiero dejar de lado muchas cosas / pero a ti cariño / te llevo en mi bolsillo”.

Me quedo con el coro porque me pasa seguido eso de no querer hacer todo lo que se supone tengo que hacer. Entonces me pongo idealista y pienso lo bacán que sería dejar de lado la rutina y partir a otros escenarios, más honestos. Hubo un tiempo donde no me importaba perderlo todo, donde creía que no nos importaba, pero… ay cómo hemos cambiado. Igual me fui en tu bolsillo, sigo ahí, miserable pero ahí.

2.- La caída

“Vimos justo el momento en que todo se rompía / para no volverse a armar”.

Esa frustración que produce la destrucción sentimental cuando uno se arrepiente, y quiere volver a lo de antes pero ya no se puede, ya nunca va a ser lo mismo. Ese ahogo medio masoquista imposible de soltar. Como si fuésemos maestros chasquillas y quisiéramos mover una tuerquita por aquí y por allá, sudando la gota gorda en el proceso para que todo ande tan bien como hace un rato. Pero no. Sólo queda enrabiarse y llorar y ser así pesimista como yo escribiendo esto 🙂 bueno, no es tan terrible. No siempre se puede reparar algo así de frágil y abstracto como el amor, pero sí evitar su desaparición; para eso hay que volver a dar la pelea no más, no queda de otra.

3.- Canción de Amor #1

“Me gustaría creer que tú eres para mí / poder hablar en el lugar / donde me supiste encontrar”.

Porque quién no se pone nostálgico recordando ese momento donde los caminos se cruzan y uno siente que la vida desde ese entonces ya no será la misma; será mucho mejor… A mí me gusta rebobinar, aunque a veces pueda ser un ejercicio boicoteador, medio peligroso, me gusta porque uno nunca mira pa’ atrás igual. Se puede jugar mucho con los recuerdos. Creo Martina, que a mí también me encontraron, espero no haber sido una pérdida de tiempo y espacio, porque yo me siento afortunada de ser una encontrada entre tantas caras, y corazones partidos.

4.- Estos días

“Los pasos de mis pies / ya no los siento / y pienso que quizás puede ser el miedo”.

Sí, sobre todo cuando hace un frío tal como el de esta canción. Yo no sé si de hipotermia no los siento, o de miedo a muchas cosas que turban mi cabeza por este tiempo.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *