Querido Diario: Gianluca ocho meses después

gianxtumisilva

(Texto por Cristóbal Muñoz / Fotos por Tamara Silva)

La última vez que vi a Gianluca fue en Matucana 100, cuando lanzó el G Love a fines de diciembre del año pasado. Ese día, junto a otros reales de la escena como Young Cister, Pvblo Chill-E, Baby J & mlshbts, Big Angelo, Ablusión y Polimá Westcoast derritieron M100. Fácil fue la tocata trap del año, juntando a todos los que hoy la están rompiendo, tanto en el under como en lo masivo. Ahí el Gian, DirtyFingaz y TytoKush, mostraron lo nuevo que traía el mixtape, incluyeron temas que ya venían tocando como “Bart”, “Luces Rojas” y “Clonazepam”. Pero no lo sentí como un lanzamiento, por lo menos no como otros: mucho artista se traducía a poco tiempo para las presentaciones y eso le hacía perder la intimidad de ese espacio más cercano que uno espera cuando un artista, después de mucha pega, te dice “cacha lo que hice”.

Más de ocho meses pasaron para que lo volviera a ver en vivo, y la diferencia fue notable. Ahora, Gianluca Abarza se paraba en el escenario solamente acompañado por la banda: DirtyFingaz, TytoKush y Franco Perucca (El Cómodo Silencio de los que Hablan Poco, Ablusión), en un show especial de larga duración que tituló “A Tu Manera” (como el penúltimo tema del G Love). Una de las novedades que trajo esta instancia fue una votación para elegir 5 canciones que nos gustaría escuchar, de esos que casi nunca toca, como los remixes de “Inolvidable” y “Wanna Know”, o el mítico “Quemando Billetes”, el primer video que subió a su canal y que recuerda en “Bart”– “Me acuerdo de antes cuando era rapero. Fueron tiempos chistosos, ideales ajenos”-. Ahora sí, todo tiraba para ser una experiencia full Gianluca.

gianlucaxtumisilva

Y así fue. En una hora y media se dio vuelta el repertorio completo de su carrera: del SSR (2017) al G Love. Separado en nueva y vieja escuela -y algunas colaboraciones-, Gianluca partió por tirando su último mixtape entero, hasta en orden. El Espacio Bunster de M100 estaba lleno y con entradas agotadas para esa noche, y dentro todas y todos coreaban -al menos un par de letras de- cada canción del trabajo. Estaban ahí por él, se cachó al tiro. Pero “Bart”, “Clonazepam” y “Amor Platónico” fueron las que más pegaron. Se acabaron los temas nuevos e hizo una pausa para cambiarse de ropa y, en una de esas, descansar un rato.

Últimamente, el sanmiguelino se ha puesto a trabajar con distintos artistas nacionales e internacionales, como Gepe, Orodembow, Rubio -el proyecto solista de Fran Straube-, Ceaese, y más. Moverse así por la escena ha hecho que el Gian absorba vibras que luego ha transmitido en su propia música, y el G Love fue el proyecto en que convergió toda la experiencia ganada: es maduro, conceptual y musicalmente transversal.

El artista volvió y, con él, la primera sorpresa de la tocata: Rubio entró al escenario para tocar “La Llamada”. Siguiendo con las colaboraciones que tiene el anfitrión, Franco lo acompaña para mezclar “11” con “Nunca te había visto”, la canción en que colaboraron para el último EP de Ablusión. Agarrando vuelo con lo sad, siguen con “Calma”, del Vortex EP. Como tercer invitado, y para dejar la patá, se sumó Ceaese cuando la base de “Temple” comenzaba a sonar.

Con los cinco temas elegidos por el público, se lanza con la segunda parte: “Wanna Know”, “Avignon”, “Que te vaya bien”, “Modélame” e “Inolvidable”, remix nos hizo perrear a todxs hasta el piso. Me sorprendí cuando caí en cuenta que “Wanna Know” ya tiene dos años sonando, pero se me acabó la sopresa cuando recordé que el Gianlu cumple con lo que dice: “2017 ya fue mi año”

Después, fue puro tirar pa arriba con la antigua “Rosas”, “Vortex” con D Allen y Baby J, y, para terminar -como ya nos tiene acostumbrados-, “Siempre Triste”. Con la cagá que quedó al final, Gianluca se fue piola del escenario. Cuando terminó todo, por el costado de la tarima se llenó de gente en busca de una foto con el de los dientes separados que esa noche la rompió -y que seguirá rompiendo la escena-.

Fue una presentación redonda. Me dejó feliz ver el desplante de los cuatro cabros en el escenario. DirtyFingaz fue un animal en el pad, TytoKush en teclado y con las pistas, tuvo a sus compañeros a tope todo el rato, mientras que el Franco hizo gala de su experticia en el oficio de la guitarra.

gianluca/ceaesextumisilva

Todos los temas del Gian de por sí están cargados emocionalmente; o te dejan melancólico y triste, o con ganas de vacilar y perrear en la piola -o quizás no tan piola-. Pero es muy distinto saber potenciar y jugar con esa carga en vivo, y eso es lo que más me llamó la atención de ese día. Gianluca supo controlar el tiempo, el ritmo y la emotividad de su presentación. Supo cuándo hacernos perrear, saltar, o menearnos de un lado a otro tranquilamente mientras gritábamos sus letras. Esto se me quedó muy marcado cuando, terminando “Nunca te había visto”, mientras todos coreaban apasionados, hizo que siguiera la base y se lanzó con el coro de “In my feelings” de Drake; el famoso Kiki, do you love me? Are you riding?. Nos motivamos y lo apañamos al tiro. Así de simple, una sola decisión. Ya no es cantar el set-list porque sí, ahora es darle un contexto, experimentar con él.

Con toques sutiles, pero que se hacían notar, la producción de esta tocata mostró que había aún más cariño detrás de todo. En ocho “pantallas” eran proyectadas algunas ilustraciones del artista nacional Lucas Estévez y gifs acorde a la canción -aún recuerdo ver la cara de Sandro, mientras Gian declaraba querer ser una leyenda como él- en las visuales a cargo de María José Tapia y bajo la luz que manejaba Cota.

En el canto de Gianluca y en el de la Margot Loyola está el pueblo”, dijo Gepe al Clinic, y Bronko Yotte posteó en sus stories que si el 2017 tuvo un himno, “fue Siempre Triste”. Gianluca vino a la escena para quedarse, y por un buen rato. Puedes revivir la noche con nuestra galería de fotos acá.

SI TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO, COMPARTE:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *