Querido Diario: Festival Material, hecho con cariño

(Texto y foto por Francisca Abarca Arriagada).

El pasado 8 de diciembre se realizó la primera versión del Festival Material bajo la organización del sello Umami Discos. Las calles medio vacías de findesemanalargo ni se imaginaron lo que pasaría esa noche de viernes en Espacio San Diego.

Llegamos temprano pese al calor, y mientras esperábamos en la fila podíamos sentir ánimos de fin de año: energías veraniegas con sabor a vacaciones que están comenzando o por comenzar.

Valentina Novales se encargó de abrir la jornada. A pesar de que el público todavía era algo escaso a esa hora, Valentina y sus músicos no se reservaron en energías para presentar canciones de su primer disco No sé, con confeti incluido.

Amarga Marga continuó el show, impecables como siempre. A la energía de canciones como Niña Cuchillo, se sumaron los sonidos y texturas de temas de su más reciente disco Dimensiones, entre ellos Epitafio Virtual y A veces Boy. Incluso, como una invitación espontánea, se subió Francisco Fantasma a cantar con ellos.

Entre los shows –o paralelamente– se realizaron tres conversatorios donde participaron figuras de la industria de la música, directores, productores y representantes de sellos; quienes hablaron sobre la importancia de lo audiovisual en la música, cómo producir eventos y cómo enfocar el trabajo de los sellos en la era digital.

Para llegar a los conversatorios había que bajar a un patio interno, que además funcionaba como espacio de descanso (¡fresquito!) donde, entre chelas y hamburguesas, veías a los mismos músicos compartir y conversar. El ambiente relajado complementaba los shows, haciendo notar el carácter cercano de la organización.       

Yorka le dio el toque mágico a la jornada. Las hermanas Pastenes demostraron una complicidad sobre el escenario que nos envolvió a medida que pasaban canciones como África y Bailamos Tanto. Además de la hermosa presentación que nos dieron, llamó la atención que entre los integrantes de la banda se encontrara una intérprete de lengua de señas, que como dijo Yorka, era su manera de aportar con un granito de arena y hacer de la música un medio más inclusivo.

Cuando ya oscureció, apareció sobre el escenario Alejandro Paz y Los Resentidos, quien presentó parte de su trabajo Sin Llorar. Con matices algo ochenteros, los sintetizadores y la voz de Alejandro lograron transformar el ambiente en algo más bailable, preparando al público para la noche.

Ya recargados y vibrantes esperamos la aparición de Playa Gótica. La energía de su pop “liviano pero violento” nos transportó en un viaje donde el baile y el sudor se mezclaban con las guitarras y los juegos de voces de Fanny Leona, quien se bajó a cantar y bailar junto al público haciendo explotar el recinto.

El dúo consagrado del pop chileno, Dënver, se encargó de dar el cierre a la noche. Mariana y Milton nos hicieron viajar por su repertorio mostrando tanto canciones de sus primeros discos como de Sangre Cita, haciéndonos bailar con Mai Lov, El fondo del barro, entre otras clásicas que llegan a ser himno de una generación. Para culminar, seguía la Fiesta Cellar, donde se presentarían Nico Castro, Maxi Cat y la banda Pasaje.

La primera versión del Festival Material vio la luz gracias al esfuerzo de un grupo de personas que aman su trabajo. La jornada resultó ser una bonita y emocionante noche de viernes, donde músicos, amigos y otros disfrutamos de un ambiente bacán lleno de música. Esperamos que se sigan repitiendo esta clase de eventos, donde definitivamente se nota el cariño.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *