Dame esos 5: Richi Tunacola

richi-tunacola

Después de bastante tiempo sin novedades en esta sección hoy volvemos con un invitado de lujo.  Se trata de Richi Tunacola, de la banda Tunacola (obvio).

Su verdadero nombre es Ricardo Luna, es signo Cáncer, pero dejemos que él mismo nos cuente más detalles: “Nací en el 80 y apenas tuve conciencia de estar viviendo en Chile, se acabó la dictadura. Nunca he tenido una mala vida, siempre me lo he pasado bien y hace tiempo decidí hacer sólo cosas que quiero hacer, y nada más. Ahí descubrí que Chile es un país que te castiga por eso, y que premia a los que deciden ser baterías que impulsen un progreso material que no necesitamos, ignorando que lo que necesitamos ahora es un progreso de pensamiento, cultural, de vida. Cuando chico me preguntaron qué quería ser cuando grande, y yo respondí que quería ser un descartuchador de este país. Terminé siendo músico y profesor de música, a la cual amo y me ha salvado la vida varias veces. Espero que a ti también te salve la vida, y te haga más completo, y menos cartucho”. Un capo este Richi.

Después de esas inspiradoras palabras, los dejamos con los 5 elegidos de Richi Tunacola. Póngale play!

1- Un hit de aquellos:

Los Prisioneros – “Nunca Quedas Mal Con Nadie”

https://www.youtube.com/watch?v=2qrXpely-r8

Temazo, de esos que pones a todo forro, y que te cuentan de (o te hacen idealizar) una época en que la música era jugada y visceral, con una letra que podría aplicársele a muchos, en tiempos donde la hipocresía paga dividendos suculentos a quienes saben adoptarla como forma de vivir para venderse y venderse para vivir.

2- Para momentos emo:

Los Jaivas – Cancion del Sur

Recuerdo cuando estuve viviendo por unos meses en Rincón de la Bolsa, en Uruguay, en una comunidad espiritual. Estaba solo, y todos los días, saliendo de una pequeña habitación que me tenían (a cambio de ordeñar vacas, colaborar en la cocina y ayudar en el huerto), me enfrentaba con un océano verde, plano, de pasto, que llegaba hasta donde llegara la vista. En esa época (año 2000, por ahí) yo estaba enamorándome de a poco de una chiquilla a quien le escribía un mail a la semana, y yo decía, mirando a ese océano de pasto, que allá atrás estaba Chile, y ahí dentro, estaba ella. “Canción del Sur” fue el soundtrack de esos momentos, en que uno mira desde lejos, y echa de menos, y desde entonces, aunque tenga lo que amo a mi lado, echo de menos algún fantasma.

3- Pa’ dejarlo todo en la pista de baile:

Matias Aguayo – El Sucu Tucu

Este es pa darlo todo. Tiene esa batería imparable y ese bajo cochino que te manda a hacer cochinás, porque personalmente cuando bailo me gusta la cochiná, ese tecno que es solo batería y bajo y sólo transmite hedonismo y ganas de portarse mal, de enchularse la mente y escapar lo más lejos posible de la mundanidad que te mata.

4- Pa’ dedicarle a esa personita especial:

(Me llamo) Sebastián – Tus Gatos

Canción para ser dedicada en la etapa agónica de cualquier relación, en ese momento, justo antes que esa isla, ese otro mundo, ese continente completo se separa de ti para convertirse de a poco en parte de la gente que uno ignora, en un recuerdo. La historia del Seba con respecto a esa canción es distinta, pero a mí me evoca el umbral de un precipicio.

5.- Una canción que te traiga un recuerdo especial:

Victor Jara – Angelita Huenuman

Me recuerda a toda mi infancia, yendo a vacacionar a Los Lleuques, a casa de mis abuelos, de Chillán hacia la cordillera. “Entre el mañío y los hualles, el avellano y el pitrán, entre el aroma de las chilcas…”. Al petricor fresquito por la mañana, y las caminatas al río, al olor de los árboles en invierno, a los campos manchados de rojo, café y amarillo de los avellanos en otoño.

SI TE GUSTÓ ESTE CONTENIDO, COMPARTE:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *